Sustancias tóxicas del aire y la salud

Introducción de sustancias tóxicas del aire | Sustancias tóxicas del aire y la salud | Sustancias tóxicas del aire para empresas | Normas de sustancias tóxicas del aire | Programa “Hot Spots” de sustancias tóxicas del aire, AB 2588

 

Las sustancias tóxicas del aire son compuestos que están en el aire y pueden dañar nuestra salud. Las personas expuestas a sustancias tóxicas del aire en concentraciones más altas pueden, con el tiempo, tener una mayor probabilidad de contraer cáncer o de experimentar otras consecuencias graves para la salud.

Estos efectos sobre la salud pueden incluir daños en el sistema inmunitario, así como problemas neurológicos, reproductivos (por ejemplo, una reducción de la fertilidad), de desarrollo, respiratorios y otros problemas de salud.

La gente puede estar expuesta a las sustancias tóxicas del aire por:

·       Respirar aire contaminado.

·       Comer alimentos contaminados, tales como pescados de aguas contaminadas; carne, leche o huevos de animales que consumieron plantas contaminadas, y frutas y vegetales cultivados en suelos contaminados.

·       Beber agua contaminada

·       Ingerir tierra contaminada. Los niños pequeños son particularmente vulnerables, ya que pueden ingerir tierra presente en las manos o en objetos que se llevan a la boca.

·       Tener la piel en contacto directo con suelo, polvo o agua contaminados.

 

Algunas sustancias tóxicas del aire son el benceno, presente en la gasolina; el asbesto; la dioxina; el tolueno y metales como los compuestos de cadmio, mercurio, cromo y plomo. Las sustancias tóxicas del aire provienen de automóviles y camiones, y otras fuentes móviles, fuentes estáticas (fuentes empresariales e industriales) y fuentes de interior (por ejemplo, pinturas y solventes). Algunas fuentes naturales de sustancias tóxicas del aire son los volcanes y los incendios forestales.

 

Riesgo para la salud

Cuando hablamos sobre el riesgo para la salud, nos referimos a la probabilidad o posibilidad de que la exposición a una sustancia peligrosa nos enferme. Todos tienen la posibilidad de contraer cáncer u otras enfermedades. Nuestra exposición a algunas sustancias puede aumentar nuestra posibilidad de padecer estas enfermedades, lo que significa que es más probable que las contraigamos que alguien que no ha tenido esa exposición.

Los científicos calculan el riesgo para la salud observando:

1.     lo peligrosa que es la sustancia, según estudios médicos, y

2.     la cantidad de esa sustancia a la que la gente está expuesta.

 

Además de observar la cantidad y la toxicidad de la sustancia, las evaluaciones de riesgos también observan otros factores, como los siguientes:

·       las condiciones meteorológicas;

·       la distancia entre la fuente de la sustancia y las personas;

·       la edad, la salud y el estilo de vida de las personas que viven o trabajan cerca de la fuente de la sustancia; y

·       la cantidad de tiempo que las personas han estado expuestas a la sustancia tóxica.

 

Es importante señalar que las cifras proporcionadas por las evaluaciones de los riesgos para la salud (conocidas como HRA) no corresponden a casos reales de problemas de salud que se producirán por la exposición a sustancias tóxicas del aire. Las evaluaciones de riesgos son cálculos hechos por computadora que constituyen una herramienta para identificar y disminuir los posibles efectos negativos para la salud.

El aumento del riesgo de cáncer describe una mayor probabilidad de contraer cáncer por exposición a una sustancia tóxica del aire. Se expresa como una probabilidad: la cantidad de personas adicionales que pueden contraer cáncer en un grupo de un millón de personas.

Los riesgos para la salud no relacionados con el cáncer pueden incluir problemas de salud agudos o a corto plazo, como la irritación de los ojos, la irritación de las vías respiratorias y los ataques de asma, así como problemas crónicos o a largo plazo, como el daño permanente a los órganos, al sistema nervioso central o a las funciones reproductivas, y problemas de desarrollo en los niños.

Los riesgos para la salud no relacionados con el cáncer se expresan en algo llamado “Índice de Peligrosidad” (conocido como IP). Esta es una forma de comparar el mayor riesgo para la salud por la exposición a la sustancia tóxica del aire con un nivel que los profesionales de la salud pública consideran aceptable. Por ejemplo, un Índice de Peligrosidad de 2 significa que se prevé que la concentración de sustancias tóxicas en el aire en el punto de exposición sea el doble de lo que generalmente se considera seguro.

 

 Las normas estatales y federales están diseñadas para controlar la exposición a las sustancias tóxicas del aire y disminuir el riesgo para la salud. Para obtener más información, vea las Normas de sustancias tóxicas del aire. En el condado de Santa Barbara, el distrito es responsable de la implementación de las leyes de “Hot Spots” (puntos calientes) de sustancias tóxicas del aire de California. Mediante este programa, las instalaciones afectadas, con la ayuda del distrito, determinan las emisiones de sustancias tóxicas del aire. A las instalaciones que emiten cantidades significativas de contaminantes atmosféricos tóxicos se les exige que realicen una evaluación de riesgos con el objetivo de calcular los riesgos para la salud pública relacionados con estas emisiones. El distrito, entonces, supervisa la notificación pública y los programas de reducción de riesgos exigidos para las instalaciones que presentan un riesgo considerable.

Los umbrales actuales que definen un riesgo considerable de sustancias tóxicas del aire en el condado de Santa Barbara, establecidos y aprobados por la Junta Directiva del distrito, son: para el riesgo de cáncer, un riesgo igual o superior a 10 en un millón, y para el riesgo crónico y agudo no relacionado con el cáncer, un índice de peligrosidad superior a 1.

 

Instalaciones con riesgo considerable

Instalaciones con riesgo considerable

Una instalación con riesgo considerable es una instalación con una actividad que emite sustancias tóxicas al aire, las cuales presentan riesgos para la salud en niveles que exceden los umbrales del distrito.

En la actualidad, no existen instalaciones con riesgo considerable en el condado de Santa Barbara.

A lo largo del tiempo, el distrito ha trabajado con las instalaciones para disminuir el riesgo por debajo de estos umbrales. Desde 1991, la cantidad de instalaciones de riesgo considerable en el condado de Santa Barbara ha disminuido en un 100 %. En 1991, había 51 instalaciones con riesgo considerable y, ahora, no hay ninguna. Además de evaluar las instalaciones existentes en AB 2588, el distrito analiza el riesgo para la salud relacionado con instalaciones nuevas o modificadas, durante el proceso de emisión de permisos cuando expide nuevos permisos de Autorización para Construir. El objetivo del programa de análisis de nuevas fuentes de riesgos para la salud es evitar que una instalación nueva o modificada cree un riesgo considerable para la comunidad (utilizando los criterios de importancia establecidos por el programa AB 2588). Con este programa no se han creado más instalaciones de riesgo considerable desde 1991.

Para obtener información más técnica sobre los requisitos de las instalaciones del condado de Santa Barbara, vea Sustancias tóxicas del aire para las empresas. 

Para leer información más general sobre las sustancias tóxicas del aire y su salud, vea:

  • Evaluación de riesgos por contaminantes atmosféricos tóxicos: guía para los ciudadanos
  • Actividades actuales del programa de sustancias tóxicas del aire de la California Air Resources Board (Junta de Recursos del Aire de California)

Para obtener más enlaces a información y recursos, vea los Enlaces sobre sustancias tóxicas del aire.

Para recibir más información o ayuda, comuníquese con David Harris al (805) 961-8824 o envíe un correo a [email protected] (sección de sustancias tóxicas del aire).

air pollution control district logo

New Phone Numbers
The District has new direct lines for all staff, as well as for all of our phone lines, including our main phone number and Complaints line. You can find our new phone numbers on this webpage.

Nuevos números de teléfono
El Distrito tiene nuevos números de teléfono para comunicarse con el personal directamente, así como también para todas nuestras líneas telefónicas, incluyendo nuestro número principal y el de las Quejas. Puede encontrar nuestros nuevos números de teléfono en esta página web.